Asunción, 14 de Agosto del 2018 | Seguínos Facebook Twitter

Autoridades

 

contralor

Contralor General de la República

Abog. José Enrique García A.

Egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Asunción en el año 1991. Asimismo, es egresado de la Academia Diplomática y Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República del Paraguay ese mismo año.

Cuenta con una Maestría en Planificación Estratégica Nacional otorgada por el Instituto de Altos Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa Nacional.
En los primeros años de su carrera académica se desempeñó como funcionario del Poder Judicial, y luego de culminada la carrera de Derecho ejerció como profesional independiente.

Fue Procurador General de la República del Paraguay desde el mes de setiembre de 2008 hasta el mes de junio de 2012. Durante el ejercicio de su función como Procurador General, fue además Presidente del CISNI, Consejo Impulsor del Sistema Nacional de Integridad (Autoridad Central Consultiva de las Convenciones Internacionales relativas a la Lucha contra la Corrupción), Luego de la finalización de sus funciones en el cargo mencionado, ejerció su actividad profesional en el área privada; hasta su designación como Contralor General de la República del Paraguay.

Actualmente ejerce la titularidad de la Contraloría General de la República, Entidad Fiscalizadora Superior de la República del Paraguay, por el periodo 2016-2021.

Mensaje del Contralor General

El complejo rol constitucional que representa ser el líder del control de las actividades económicas y financieras del Estado paraguayo no se limita a un plan general de auditorías y varios grupos de trabajo, unos de campo y otros de apoyo, para consolidar un informe y dictamen anual a consideración del Congreso.

Liderar este control se traduce en la práctica, en optimizar los escasos recursos económicos con los que la Institución cuenta, estimular el recurso humano que la compone, velar por una gestión interna transparente a través de mecanismos de autorregulación, autocontrol y autoevaluación, otorgar respuestas eficaces y oportunas a las denuncias recibidas, y por sobre todo, propiciar el uso racional del patrimonio del Estado a través de recomendaciones desde los trabajos de auditorías realizados.

Difícil es dejar de mencionar la coyuntural dificultad por la que atravesó la Contraloría General de la República en los años 2015-2016, que dejó en entredicho su rol constitucional impactando negativamente, no sólo en la imagen institucional y su posicionamiento en el país, sino y, sobre todo, en los funcionarios que la componen. Esta realidad, aumentó el desafío del rol constitucional que hoy toca desempeñar. Es así que desde noviembre del 2016 nuestra principal misión es levantar la imagen país de esta Institución, apoyando el trabajo de los profesionales altamente calificados con los que cuenta propiciando un ambiente de control saludable a través de las buenas prácticas de gestión institucional y así reencauzar y dar cumplimiento efectivo al rol constitucional de ejercer el control de las entidades económicas y financieras del Estado paraguayo.

Fortalecernos significa contar con una nueva estructura funcional, contenida en una nueva ley orgánica que, además y, por sobre todo, nos otorgue autonomía presupuestaria. Todo esto en definitiva nos otorgará la capacidad de ejercer un efectivo control de la Agenda País 2030.

Construir una positiva y nueva imagen institucional y, ejercer el efectivo control de las actividades económicas y financieras del Estado paraguayo, son y serán el centro para dejar en alto el nombre de: Contraloría General de la República.

 

subcontralor

Subcontralor General de la República

Dr. Camilo D. Benítez Aldana

Abogado, Escribano y Notario Público por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Asunción. Cuadro de Honor. Especialista y Master en Argumentación Jurídica por la Universidad de Alicante. España. Egresado de La Escuela Judicial por el Consejo de la Magistratura del Paraguay. Doctor en Derecho por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Asunción, con Calificación SUMMA CUM LAUDE. Profesor Asistente de la Asignatura Quiebras de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Asunción. Agente Sindico de Quiebras del Segundo Turno. Poder Judicial. Años: 2011 a noviembre 2016. Actualmente Subcontralor General de la República período 2016-2021.

Mensaje del Sub Contralor General

La misión de aquellos funcionarios a cargo del Control de las Actividades Económicas y Financieras del Estado, en un país cuya costumbre siempre intenta eludir procesos de transparencia, es una tarea ardua, compleja y por sobre todo desagradecida.

Este rol lo debemos asumir con la mayor responsabilidad posible, por nuestra Patria y por sobre todo por el futuro de nuestros hijos.

Dentro del organigrama de la Función Pública del Paraguay, nuestra institución se debe distinguir y se distingue, con una mayor planilla de funcionarios profesionales y con mano de obra instruida dentro y fuera del país.

El gobierno actual de la Contraloría General de la República ha ingresado con muchos sueños y tiene la intención de dejar una huella que pueda realzar aún más nuestra institución. Para ello, es absolutamente prioritario transformar el paradigma del Sistema de Control con Sistemas Informáticos que disminuyan la discrecionalidad del Auditor a la hora de presentar sus productos.

En ese sentido, la implementación plena del SICA (Sistema Integrado de Control de Auditorías) en los procesos de auditoría de nuestra institución, es un compromiso institucional y regional que debemos concretar.

El mayor de los desafíos para el próximo quinquenio es estar a la altura de las circunstancias, inclusive conociendo nuestras propias limitaciones. Cuando la historia te posiciona en un lugar de tanta relevancia en donde además las decisiones marcan un paso para el mejoramiento de la Gestión Pública, resulta imperiosa la necesidad de dar lo mejor de nuestras habilidades.

Ese es nuestro compromiso, aceptar la confianza depositada e intentar ser mejores de lo que somos, para el bien de nuestra nación.